“HUECOS”  EN LA IMAGEN 3D EN LA SABANA SANTA

PROF. AVINOAM DANIN, BOTANICO

Professor Avinoam Danin, Botanist

Professor Avinoam Danin, Botanist

 

En 2005-2007 durante el trabajo de la conversión de 2D a 3D de Bernardo Galmarini  fue obvio que aunque la imagen del Hombre en La Sabana Santa era anatómicamente correcta, había áreas en la imagen del cuerpo que no tenían imágen en la escala de grises. Cuando se formó el 3D en el EJE-Z- (en la pantalla del ordenador en dirección al  espectador), estas áreas sin imagen  aparecían como “huecos”, porque no contenían estos la información 3D de la  distancia del cuerpo a  la tela, que caracteriza el resto de la imagen. Gracias a las investigaciones de ALAN ADLER nosotros supimos que debajo de la sangre no hay imagen en la tela y las fibras individuales  son blancas y  no están descoloradas. Pareciera que la presencia de la sangre previno la formación de la imagen del cuerpo en estas áreas particulares de la Sabana. Teniendo esto en mente, nosotros tratamos de encontrar una solución por las aéreas que habían no imágen y  aparecían como “huecos”, y me  recordé del libro de MARY y ALAN WHANGER, “La Sábana Santa de Turín, Una Aventura de Descubrimiento” (1998), donde en el  capítulo 7, “Imágenes de Flores” en la página 73, Alan mostró dos fotografías con flores en el rostro y alrededor de los brazos y las manos. Cuando comparé estas fotografías con nuestras conclusiones, se me ocurrió que  éstas cubrieron parte de los “huecos” que  habíamos encontrado durante la conversión de la imagen de  2D a 3D. Alan luego me dijo que estas fotografías mostraron las conclusiones del  Profesor. AVINOAM DANIN  (de la Universidad Hebrea en Jerusalén, Israel) que habían  flores  cerca y arriba del rostro, y  en las aéreas  alrededor de los brazos y manos.

 Durante una visita que hice a Israel en octubre de 2007  me encontré  con Avinoam Danin y  lo invité a venir conmigo a Raleigh, Carolina del Norte, donde vive  Tom D´Muhala que tiene en su  posesión la colección de todas las fotografías de Vernon Miller  que hizo durante las investigaciones de STURP de 1978,  siendo Miller el  fotógrafo técnico principal. Tom contactó a Vernon Miller y se concordó en digitalizar una serie de estas fotografías, incluyendo fotografías ultra-violetas para que estuvieran disponibles a Avinoam Danin, y entonces, el podría hacer una investigación más  extensa de la Botánica de la Sabana. Los resultados de estas investigaciones no sólo confirmaron las conclusiones anteriores de Avinoam Danin en las fotografías de ENRIE, pero el encontró más imágenes adicionales de flores. Esto también resolvió el problema de los “huecos” en el rostro y en el área alrededor de los brazos  y manos. 

Como mencionamos anteriormente, la presencia de la sangre y también la presencia de flores y plantas en ciertas áreas del cuerpo, han bloqueado la formación de las imágenes en estas áreas del cuerpo. La “energía”  que previno la formación de dichas imágenes, aparentemente no podría penetrar objetos sólidos como la sangre y las flores. Parece que las imágenes de las plantas se formaron con una descarga eléctrica que se llama “corona discharge”.

 Citaré ahora del libro de AVINOAM DANIN:

“Botany of the Shroud”, The Story of Floral Images on the Shroud of Turin” Publicado en  2009, Jerusalén), donde muestra sus conclusiones Botánicas que hizo en 2007-2008:

Botany of the Shroud

Botany of the Shroud

LA ERA HOLOGRAFICA:

“UNA  reciente, nueva y emocionante fase de investigación ha empezado, la cual la llamo la Era Holográfica.  En  febrero del 2007,  visité  a Alan y Mary  Whanger en Durham, Carolina del Norte. Presenté allí  la conferencia titulada “La Flora de la Sábana Santa de Turín” y  también de las exhibiciones permanentes en Jerusalén y Roma. Tres Hologramas del Manto fueron presentados en el aula esa noche; uno del rostro y otros dos; uno de la parte dorsal y el otro de la parte frontal del cuerpo del Hombre en la Sabana. Quedé muy asombrado cuando vi  estos Hologramas y otras presentaciones 3D. Alan me informó que con dicha technología  ya habían hecho nuevos descubrimientos y que estaba por primera vez que  la imagen del Hombre en la Sabana Santa fue mostrado en Hologramas 3D.  Empecé a corresponder por correo electrónico con el Dr. Petrus Soons quien es el  responsable de la creación de estos Hologramas con sus colaboradores del Dutch Holographic Laboratory en Eindhoven, Holanda. Cuando el Dr. Soons visitó Jerusalén en octubre 2007 tuvimos una reunión, donde él me explicó sus estudios 3D.  Uno de los pasos importantes para producir estos Hologramas era la conversión de la información 2D a 3D de la imagen del cuerpo y rostro en la  escala de grises de las fotografías de Enrie. Esto es posible porque sabemos que la escala de grises en la imagen contiene información de distancia, que normalmente no se encuentra en  las fotografías. Esta conversión también fue hecha utilizando un ordenador de gran capacidad por el Argentino y  experto en 3D, Bernardo Galmarini.

La conversión de la información de 2D a 3D en la imagen fue usada por el laboratorio Dutch Holographic Laboratory, en Eindhoven, para crear una placa Máster Holográfica, de la cual  son hechas las copias holográficas.

 Durante el proceso de la conversión, Galmarini se dio cuenta que en la conversión de 2D a 3D habían  áreas  que aparecen como “huecos”, por falta de información en la imagen original de las fotografías de Enrie. Esto lo confundió y contactó al Dr. Soons acerca del asunto. El Dr. Soons  le mencionó de algunas fotografías que había visto en el libro de los  Whangers (1998; Fig. 34). Estas fotografías se referían a mis conclusiones de flores arriba y cerca del rostro y en las aéreas alrededor de los brazos y manos. Cuando el estudió estas imágenes y las comparó con los “huecos” que ellos habían encontrado en el rostro, se concluyó que estas dos coincidían.  Luego el Dr. Soons  me invitó a unirlo en noviembre del 2007 a Raleigh, Carolina del Norte, donde iba a llevar a cabo unas investigaciones en las fotografías ultravioletas que habían sido hechas por Vernon Miller en 1978. El  fue el Fotógrafo Tecnico Principal del equipo de STURP. Hasta entonces, mis estudios habían sido hechos en copias de las fotografías hechas por Giuseppe Enrie en 1931, que ocasionó cierta crítica. Después de estudiar las fotografías  UV de Vernon Miller, que son de excelente calidad, yo llegué a la conclusión que ellas no sólo confirmaron todas mis conclusiones anteriores en las fotografías de Enrie, pero  aún encontré  imágenes adicionales de flores. Este hallazgo demuestra que estas  imágenes de las flores existen realmente y no son artefactos en el lino causados por las placas ortocromáticos especiales de vidrio utilizados por Enrie en 1931. A principios de marzo del 2008, recibí  las digitalizaciones de las fotografías UV del rostro y los estudié con mucho cuidado. Llegué a la conclusión que en el lado derecho del rostro entre el cabello y el rostro propiamente, y también en la frente del Hombre de  la Sabana, hay una alfombra casi continua de flores (Fig. 65). Las “flores” son más semejantes en la forma y el tamaño a  los capullos floreciendos de Matricaria recutita o Anthemis bornmuelleri (Fig.66).  Puse flores vivas y muy frescas en este area.  En el centro de cada “flor” hay flósculos tubulares amarillos mientras que en la periferia hay un círculo de flósculos blancos de ligulate (Fig. 67). Al colocar las “flores” frescas de Anthemis bornmuelleri  en el lado izquierdo (Fig. 66), tuve que cortar sus pedúnculos. Esta acción indica que cuando estas “flores” fueron colocadas, no fué un tirar  de flores al azar pero un arreglo ordenado. Más de 300 capullos  fueron utilizados. Las especies de las plantas utilizadas aquí no se pueden determinar. Hay  docenas de la especie de Anthemis en el área oriental  mediterránea que varían en su morfología y  sus frutas diminutas. Sin embargo,  representaciones  más cercanas fueron utilizadas para hacer un modelo mostrado en la        (Fig. 66).  Yo solo trato con conclusiones botánicas, y no puedo evaluar las razones por la cual pusieron  estas flores en el área de la cabeza.

Image-less areas on The Face

Image-less areas on The Face

Drawn-in flowers on top of image-less areas

Drawn-in flowers on top of image-less areas

Real Flowers (Anthemis Bornmuelleri) On Top of Image-less Areas

Real Flowers (Anthemis Bornmuelleri) On Top of Image-less Areas

Field of Anthemis Israel April 2009

Field of Anthemis Israel April 2009

En  agosto del 2008 Peter Soons y yo participamos en la Conferencia de Investigaciones de la Sabana en Ohio, y presentamos nuestros descubrimientos.  Luego fuimos a St. Louis, Missouri, donde presentamos nuestros trabajos en el Auditorium del  Visitor Center del Botanical Garden. Nuestras conferencias fueron transmitidas simultáneamente a través de un canal educativo de televisión. Al escuchar al  Dr. Soons durante su  conferencia,  oí de repente que estaba diciendo algo acerca de “un casco de espinas” y no una “corona de espinas”. Después de la conferencia, estábamos mirando luciérnagas que marcaban su camino en el aire por la noche en el  Jardín Botánico la cual es fantástico, le pedí  a Peter (Petrus) que me  repitiera y explicara sus observaciones.  El me dijo que cuando se crearon los hologramas de tamaño natural (200 x 100 cm) y los mostró en Turín, se tuvieron que trepar en una escalera para ver la parte de arriba de la cabeza. Esta parte del cuerpo del Hombre de la Sabana que nadie la habia visto en 3D.  Se  observó  que hay muchas  heridas pequeñas  que habían estado sangrando. Al  mirar la frente y el cabello, nadie podía ver estas  pequeñas heridas. La conclusión fué que el Hombre de la Sabana fué atormentado con un “casco de espinas”,  postulado por Fleury (1870; Fig. 62). Como podrán comprender cuán feliz estuve que convencí al  Padre Guerra y a la  Dra. Ferre de agregar el “Casco de Espinas”, hecho por Michal Raz que sigue el modelo de Fleury, en  las exposiciones permanentes de La Sabana en Jerusalén y Roma (Fig. 63)”.

CONCLUSIONES DE NUESTROS HALLAZGOS BOTANICOS:

1) Observando  las imágenes de las plantas que  están localizadas en las  fotografías producidas por fotógrafos técnicos  diferentes y  en el mismo lino de la Sabana demuestra que ellas son verdaderas y  no creadas por artefactos o algún otro método fotográfico.

2) El área geografico donde podrían haber sido recogidas las tres plantas de indicación  muy frescas y podrían haber sido colocadas en la Sabana cerca del cuerpo del hombre, es la área entre Jerusalén y Hebrón.

 3) Marzo-Abril es el tiempo del año cuando han cosechado diez de las plantas identificadas en la Sabana y están florecidas (la Crucifixion estaba el 7 de abril).

 4) Las espinas feroces de dos árboles fueron encontradas cerca de la cabeza del hombre y una caña fue colocada al lado de su cuerpo junto con cuerdas.

5) La similitud de la Sábana Santa de Turín y el Sudarium de Oviedo demuestra que la Sábana Santa de Turín ya existió en el siglo VII C.E. La similitud grande del rostro del Hombre de la Sabana al icono de “El Pantocrátor” en  El Monasterio de Sta. Catherine, Sinaí, lleva la Sabana  a 550 C.E.

6) Han cubierto partes de la cabeza y cara del Hombre en la Sabana Santa con las flores con una atención special, luego de que sus tallos fueron arrancados.

EPILOGO:

A través de los años de investigación de la Sabana Santa, he tenido el  placer de conocer personas interesantes y ampliar mi campo de interés. Perdí muchas horas de sueño con pensamientos acerca del significado de mis conclusiones las cuales me mantuvieron  despierto en las horas más impares. A menudo me preguntan por mis sentimientos personales con respecto a la Sabana y lo que la rodea. Aprecio las creencias de los cristianos alrededor del mundo y respeto la expresión “vive y deja vivir”. He reunido mucha información botánica en mis años de investigación y soy muy feliz al compartir mis conocimientos  y por utilizarlos en la Sindonologia y con los que están interesados.